Capacidades de virtualización avanzadas

Sin intermediarios

La idea detrás de una mayor parte de las tecnologías de virtualización de servidores supone la existencia de un «tercer elemento localizado entre la máquina de la huésped por un lado, y, por otro la máquina física que se encarga de la gestión de recursos. La ventaja con que se destaca un Servidor Privado Virtual KVM consiste en que la tecnología KVM está compilada en el núcleo de la máquina anfitriona, lo que descarta la necesidad de usar cualquier otro software – el sistema operativo huésped es capaz de interferir con el sistema host de forma directa. Lo que da lugar a una menor sobrecarga y desempeño más rápido.
Capacidades de virtualización avanzadas

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Asignaciones de servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga que consiste en la presencia de una capa de virtualización complementaria a través del cual se dirige el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM se pueden beneficiar de un grado de utilización de los recursos del servidor muy mejorada. Los pasos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del SO de la máquina anfitriona, o sea que todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor sin intermediarios. La comunicación menos redundante equivale a un rendimiento de la vida real mucho más célere comparado con el resto de soluciones de virtualización.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Un dominio integral sobre el sistema operativo

La limitad total de instalar el sistema operativo que le guste

Una de las limitaciones de los Servidores Privados Virtuales, si se les compara con los servidores dedicados, será el propio sistema operativo – normalmente usted queda limitado a una lista de SOs que hay en la infraestructura del proveedor. Con un VPS KVM, sin embargo, tiene la opción – realmente cargar un sistema operativo cualquier que sea compatible con las características del servidor o la configuración de hardware del servidor principal. Esto es posible como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es un instrumento integrado en el sistema operativo del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, fácil de encontrar en numerosos otros sistemas de virtualización.
Un dominio integral sobre el sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL